Inicio / Inbound Marketing / Blockchain: la plataforma capital del futuro

Blockchain: la plataforma capital del futuro

Las cadenas de bloques ofrecen el internet del valor: una plataforma para reinventar los negocios y sectores como finanzas, negocios, salud, educación y gobierno.

En 2016 se publicó el libro Blockchain Revolution. Éste explica cómo la Distributed Ledger Technology (DLT), mejor conocida como Blockchain (cadena de bloques), transformará el futuro de la economía global, disparando la gestión automatizada y descentralizada de la información.

Si la primera generación de la Revolución digital nos trajo el internet de la información, la segunda está impulsada por el Blockchain, y nos ofrece el internet del valor: una plataforma para reinventar los negocios y sectores como finanzas, negocios, salud, educación y gobierno.

 

Capital digital

El Blockchain se construyó en 2009, a partir de los Bitcoin. Fue creado por el internauta (o grupo digital) “Satoshi Nakamoto”, mezclando un sistema de archivos compartidos peer 2 peer (P2P); un libro de contabilidad abierto, público, imborrable e incorruptible; y una función criptográfica que asegura la seguridad de la ‘moneda’.

Nakamoto le permitió a los usuarios realizar sus transacciones de forma directa, sin recurrir a instituciones financieras. Además, los costos son sustancialmente menores a los ejecutados por el sistema financiero global, sin límite de horarios ni procesos burocráticos.

Blockchain se compone por tres tecnologías:

  • Criptografía para verificar transacciones y generar nuevos bloques.
  • Red P2P para intercambiar datos —piensa en los programas como BitTorrent o Napster.
  • Protocolo para realizar un proceso de información descentralizado.

El modelo descentralizado administra la información para que los datos se distribuyan en distintos nodos, alrededor del mundo. Así, cada usuario web puede acceder a la base sin ayuda de un administrador central.

Es crucial que diversos usuarios (nodos) verifiquen las transacciones, para consensuar la integridad de los datos; es decir que la ‘verdad’ y la ‘legalidad’ se construyen en conjunto. Así, el proceso Blockchain es el siguiente:

  • Almacenamiento de datos, replicando la información de la cadena de bloques.
  • Transmisión de datos mediante redes P2P.
  • Confirmación de datos mediante consenso entre los nodos participantes, en un proceso abierto, competitivo y transparente.

También te puede interesar ¿Qué es el Blockchain y por qué –casi- todos hablan del tema?

 

Todavía tenemos mucho qué desarrollar si queremos impulsar el uso de criptodivisas, pero ya existen ejemplos interesantes en distintas industrias. A continuación, te compartimos algunas de las diversas aplicaciones que usuarios y empresas le están dando al Blockchain:

  • Ethereum. Una plataforma construida sobre Blockchain para administrar contratos inteligentes. ¿Qué tal si necesitas firmar un contrato de inversión para financiar un producto nuevo? Podrías firmar un contrato de inversión para financiar un producto nuevo. Así se inicia la producción en automático, y si alguna cláusula no se cumple, el contrato retorna la inversión sin que se pierda un solo centavo, y sin acudir a notarios, abogados o terceros.
  • Credit Default Swap. Son las permutas de incumplimiento crediticio que ocasionaron la burbuja inmobiliaria del 2008.
  • Registro de propiedades. El gobierno de Japón planea unificar el registro de sus propiedades urbanas y rústicas en una base de datos abierta, que permita consultar los datos de estos inmuebles.
  • Steemit. Es una red social construida con tecnología grafeno, licenciada por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), que le paga a los usuarios por construir y curar contenido para la web.
  • Whoppercoin. Una criptodivisa lanzada pro Burger King Rusia para atender a sus clientes digitales.
  • Reclaiming Medicine (REMEDI). El Instituto Tecnológico de FedEx y la farmacéutica Good Shepherd Pharmacy buscan construir REMEDI. Será una infraestructura  para recuperar los medicamentos que no fueron utilizados por pacientes de cáncer, y crear una reserva gratuita para quienes no pueden adquirirlos.
  • TenX. Crearon una tarjeta de prepago que se puede cargar con criptodivisas para pagar en cualquier establecimiento del mundo.
  • Tesseract. Una plataforma de movilidad para compartir viajes en auto. La app registra propietarios, usuarios y costos.
  • Mediachain Labs. Esta empresa Blockchain fue adquirida por Spotify para ofrecer una gestión más detallada y precisa para que las canciones se le atribuyan correctamente a sus creadores, y para que el sistema de pagos sea más justo.

 

Estos ejemplos demuestran que la tecnología Blockchain puede moldear infraestructuras operacionales para estandarizar procesos, ahorrar costos, aumentar ganancias y beneficiar a los consumidores.

 

Con apoyo de El financiero, EY, CNN y Xataka

 

Acerca Esteban Muñoz

Es gestor y consultor de proyectos editoriales y audiovisuales. Partició en la Editorial Universitaria como corrector de estilo; y en la revista Mejores Prácticas Corporativas como editor asociado y jefe de edición. Fue socio fundador de Ex Machina Ediciones, y actualmente colabora en WOM Group como gerente de contenidos.