Inicio / Marketing Digital / Las 5 peores campañas de publicidad en la historia del marketing

Las 5 peores campañas de publicidad en la historia del marketing

El marketing es un asunto complicado. Quieres asegurarte de que tu producto sea visto por el mayor número de personas posible, pero tampoco quieres parecer prepotente o intrusivo. A veces, las empresas pueden juzgar mal lo que va a resonar en su público y acaban creando campañas publicitarias que dan pena, son insípidas o simplemente malas. He aquí cinco de las peores campañas de publicidad de la historia del marketing.

¿Estás listo para optimizar tus contenidos y generar ventas online? Contáctanos aquí.

1. Pepsi Number Ferver

En los años 90, Pepsi lanzó una campaña de marketing en Filipinas llamada “Fiebre de números de Pepsi” La premisa de la campaña era que cada lata de Pepsi contenía un número ganador que podía ser canjeado por premios. Para participar, los consumidores tenían que recoger los códigos de los números de las latas de Pepsi y enviarlos a la empresa.

Desgraciadamente, la campaña se descarriló rápidamente cuando se reveló que muchos de los números ganadores ya habían sido reclamados por los empleados de Pepsi. Como resultado, la campaña no sólo no generó emoción entre los consumidores, sino que les dejó un sabor de boca amargo. Al final, la Fiebre de los Números de Pepsi fue ampliamente considerada como una de las peores campañas publicitarias de la historia.

la Fiebre de los Números de Pepsi fue ampliamente considerada como una de las peores campañas publicitarias de la historia.

2. Dove ¿La blancura es perfecta?

Una de las campañas publicitarias más ofensivas de los últimos tiempos fue la campaña de Dove. El anuncio mostraba a una mujer negra que se quitaba la camiseta para mostrar a una mujer blanca, con el eslogan “una piel visiblemente más bella” La insinuación de que la piel negra es de algún modo menos bella que la blanca fue recibida con indignación, y Dove retiró rápidamente el anuncio.

Sin embargo, el daño ya estaba hecho, y la reputación de la empresa quedó destrozada. En una época en la que la diversidad se valora cada vez más, la campaña hartera y sin sentido de Dove fue un gran error que seguramente pasará a la historia como una de las peores campañas publicitarias de todos los tiempos.

3. McDonald’s: “Los tamales son del pasado”

McDonald’s es una de las marcas más reconocidas del mundo, pero incluso las empresas con más éxito cometen errores de vez en cuando. El gigante de la comida rápida realizó una campaña publicitaria en México que pretendía atraer a los clientes que buscaban un descanso de las comidas tradicionales de las fiestas.

Sin embargo, el tiro salió por la culata, ofendiendo a muchos mexicanos que consideran que los tamales son una parte esencial de su tradición gastronómica. La empresa se vio obligada a disculparse y retirar los anuncios, pero el daño ya estaba hecho.

El incidente sirve de recordatorio de que incluso los vendedores más inteligentes deben ser sensibles a las diferencias culturales si quieren evitar alienar a los clientes potenciales.

La empresa se vio obligada a disculparse y retirar los anuncios, pero el daño ya estaba hecho.

4. Domino’s “Pizza gratis para siempre”

En Rusia, Domino’s Pizza ideó una forma creativa de hacer que la gente hablara de su marca: ofreció pizza gratis de por vida a quien se tatuara su logotipo. Y aunque mucha gente aceptó la oferta, la campaña acabó siendo contraproducente cuando la empresa se vio desbordada por las solicitudes.

En respuesta, Domino’s se vio obligada a dar marcha atrás y ofrecer un premio más modesto de pizza gratis durante un año. Aunque ciertamente no es la campaña publicitaria más exitosa de la historia, demuestra que a veces incluso los planes mejor trazados pueden salir mal.

5. Hershey’s “Hacer el bien sabe bien”

No es ningún secreto que las campañas de marketing a menudo no dan en el blanco. De hecho, algunas de las meteduras de pata publicitarias más notorias provienen de grandes marcas que deberían saberlo mejor. Uno de los ejemplos más recientes y controvertidos es la campaña “Hacer el bien sabe bien” de Hershey en México.

La campaña, que pretendía resaltar el compromiso de la marca con la responsabilidad social, contrató a dos influencers de Internet para que regalaran barritas de chocolate a personas vulnerables de Ciudad de México.

Sin embargo, muchas personas consideraron que la campaña no tenía sentido y que explotaba la pobreza para obtener un beneficio comercial. Como resultado, Hershey’s se vio obligada a pedir disculpas y a retirar la campaña. Aunque es difícil acertar siempre con la publicidad, este ejemplo demuestra que a veces es mejor pecar de precavido.

Hershey’s se vio obligada a pedir disculpas y a retirar la campaña.

¿Quieres llevar tu marca al siguiente nivel? WOM GP está aquí para ayudarte. Ofrecemos un servicio personalizado y resultados rápidos y de alta calidad que marcarán la diferencia para tu negocio. Tanto si buscas un nuevo sitio web, un diseño de logotipo o materiales de marketing, estamos aquí para ayudarte Ponte en contacto con nosotros hoy mismo para empezar

Acerca Saul