Inicio / Tendencias / Transformación Digital: El futuro inmediato de las marcas
transformación digital
ESAN

Transformación Digital: El futuro inmediato de las marcas

Las marcas deben adaptarse al mundo digital, más ahora que el medio es el único camino para seguir trabajando. La transformación digital es necesaria. Revisamos algunos detalles sobre lo que les espera a las empresas.

La necesidad de la transformación digital

La transformación es algo necesario en la actualidad. La necesidad de adaptación ha provocado que muchas empresas arriesguen en términos que desconocen y aceleren el cambio tan esperado por el consumidor. Todo ello a través del impulso de iniciativas como parte fundamental de la supervivencia y el éxito futuro de las organizaciones.

La transformación digital en las empresas ha ido más allá de la tecnología, ha supuesto un cambio acelerado en la adopción de nuevos hábitos y capacidades necesarias para abordar el proceso de conversión.

Ahora las organizaciones han tenido que cambiar su rutina establecida, ser flexibles para adaptar los procesos, canales y modelos de trabajo de forma eficiente.

 

El desarrollo de competencias

También han surgido habilidades que complementan esa nueva cultura que hay que adaptar, como la resiliencia, la tolerancia, la gestión de la incertidumbre, la cooperación, la innovación, la empatía o la inteligencia emocional. Todas estas cualidades guiadas por el ánimo y el más puro sentimentalismo, haciendo de las personas y las compañías unas más preocupadas por la sociedad en su conjunto.

La apuesta son nuevas metodologías y contenidos actualizados que ayuden a alinear el desarrollo de las capacidades y habilidades con las necesidades del negocio. Los cambios en los comportamientos de los usuarios han llevado a una aceleración de la transformación digital.

 

La transformación digital

transformación digital
ESAN

Muchas empresas ahora han cambiado su modelo de negocio a uno online. Ahora la tecnología es algo necesario para sobrevivir al mercado cambiante y los nuevos hábitos de consumo. La inversión en realidad virtual, la omnicanalidad, la automatización, la ciberseguridad, la Inteligencia Artificial (IA) o el Internet de las Cosas es el camino para que las empresas prosperen.

El código abierto y las nubes híbridas son piezas fundamentales de la aceleración digital, dotan de flexibilidad y eficiencia el manejo de datos; además de brindar un alto nivel de seguridad y agilidad.

La transformación debe ir más allá de contar con herramientas de gran innovación, también se debe modificar la cultura; tener una mentalidad digital, preparando a la fuerza laboral y colaboradores a migrar hacia un modelo donde el trabajo remoto y la hiperconectividad se transformen de manera constante.

 

Las implicaciones

La transformación digital representa crear nuevos hábitos que respondan con agilidad al contexto actual, caracterizado por ser volátil, incierto, complejo y ambiguo. Se requiere de una cultura que se adapte al cambio, colabore con el cliente, esté centrado en los individuos e interacciones y mida el progreso de las iniciativas.

Este concepto implica: romper barreras, transformar procesos tecnológicos y, sobre todo, incorporar prácticas ágiles. Estas prácticas deben permitir una mejor operatividad de todas y cada una de las áreas de las empresas ante el contexto actual.

La digitalización no sólo implica contar con un sitio web o hacer uso de plataformas digitales, sino que requiere de cambios profundos en la forma de operar, en las estrategias comerciales e incluso en el modelo de negocio.

Los principales retos de la digitalización a los que se pueden enfrentar las empresas son:

  • Falta de información: Muchas empresas desconocen cómo llevar a cabo el proceso de transformación digital y las ventajas que ofrece. El uso de las herramientas digitales depende de las necesidades particulares de cada empresa, así como de sus objetivos.

 

  • Resistencia al cambio: La mayoría de las empresas, sobre todo pequeñas, se mantienen resistentes a utilizar herramientas digitales, pues consideran que sus costos son muy elevados y no compaginan con su forma de trabajar.

 

  • Falta de aprovechamiento de talento y herramientas: La transformación digital requiere que las empresas realicen la implementación de nuevas tecnologías, así como una serie de cambios que implican capacitar al personal en el uso de herramientas digitales o contratar personas con habilidades en el manejo de la tecnología.

La transformación digital es lo que les permitirá a las empresas subsistir en el futuro, es la nueva realidad para los negocios y hay que adaptarse a esta nueva era digital. Si buscas apoyo para empezar esa transformación digital, nosotros podemos ser de gran ayuda. Agenda una asesoría con nosotros y definamos la mejor ruta para que tu empresa prospere y logre sus objetivos, contáctanos.

 

Con apoyo de Marketing Directo, Forbes & Mundo Ejecutivo

Acerca Jorge Franco

Ha colaborado en WOM GP como editor de estilo y formato. Se desempeña como Content Manager. Se ha certificado en Google en las áreas de búsqueda, display, tienda, analytics, entre otras. Fan del cine y el deporte. Le motiva la forma de comunicar y expresar a las diferentes marcas para enamorar y atraer al cliente, y el blogging es una de las grandes herramientas para ello.